viernes, 18 de octubre de 2013

LA PECULIAR E INTERESANTE DIETA DE LA LUNA: BASADA EN LA INFLUENCIA DE LA LUNA SOBRE LOS FLUIDOS



Sabemos que la influencia lunar es algo claro y manifiesto. sobre todo en el caso de la mujer, está ligada a cuestiones que van más allá de la simple casuística.
Nuestra regla, el embarazo.... pero queda por demostrar si una dieta que basa su efectividad en la influencia lunar sobre los fluidos está correctamente planteada. No obstante, es pero que muy interesante.

Creada por Rolando Ricci, la DIETA DE LA LUNA ha adquirido una fama notable en el mundo de las dietas.
La dieta de la luna no solamente te permitirá bajar hasta 3 kilos al día (los días de ayuno) sino que además, el ayuno permitirá que tu aparato digestivo repose y que el hígado metaboliza mejor las sustancias nocivas desintoxicando el cuerpo y purificando sus órganos.


Se basa en la influencia que ejerce la luna sobre nuestro organismo. Nuestro organismo está compuesto, entre otras cosas, de agua y existe la teoría de que los líquidos del cuerpo tienden a seguir el mismo ritmo que los mares y océanos los cuales están influidos por la luna y sus fases. Esta teoría, es algo más que eso. Si eres mujer sin duda sentirás lo íntimamente que están relacionados nuestros ciclos con ella. Si, la luna gobierna muchos de nuestros biorritmos sin que nos demos cuenta.


Consta de dos etapas (ayunos) de 26 horas cada una, que deben realizarse cuando hay luna nueva y luna llena, es en estos días cuando se adelgaza más.

Para llevar a cabo la dieta de la luna necesitarás, ante todo, un calendario lunar actual (del año en el que te encuentres). Una vez tengas el calendario, fíjate cuando empieza la nueva fase lunar porque es entonces cuando debes empezar la dieta.

-Durante la fase de luna nueva deberás llevar a cabo un ayuno que durará 26 horas durante las cuales solo deberás consumir agua y otros líquidos como jugos de fruta frescos (sin pulpa y sin fibra), infusiones sin azúcar y caldo de verduras caseros o dietéticos. Por otro lado, deberás evitar la consumición de sal, azúcar, caldo o cubitos concentrados, jugos con pulpa y azúcares añadidos y lácticos, ni siquiera los yogures dietéticos. Y durante la fase de luna llena, deberás repetir este mismo ayuno.


-También consta esta dieta de ayunos parciales en los cuartos creciente y menguante, aunque yo personalmente no te los recomiendo. Lo que si has de tener en cuenta, es que si después de llevarla acabo te das atracones o mientras estás en ella, tu angustia crece por momentos, es mejor que piensen en otra idea, que hay muchas por cierto.

-Durante la realización de la dieta de la luna es muy importante beber mucha agua y llevar una alimentación equilibrada puesto que si se cae en atracones y se compensan con ayunos, no solamente evitaremos que la dieta funcione sino que además estaremos alterando nuestros hábitos alimentarios y todo nuestro organismo poniéndonos en peligro.

 Es por esta razón que ante la dieta de la luna, y ante cualquier otra dieta, hay que ser constante y procurar llevar a cabo unos buenos hábitos de alimentación y de vida. Pésate antes y después (no lo olvides) y podrás tener un claro concepto de la misma.

  • SI SUFRES ENFERMEDADES O DESORDENES DEL SISTEMA ENDOCRINO, ASÍ COMO PROBLEMAS CIRCULATORIOS O TE PILLA EN PLENA MENSTRUACIÓN, NO REALICES ESTA DIETA.
  • TAMPOCO EN CASOS DE DEPRESIÓN O ESTADOS ASOCIADOS DE TRISTEZA, ANGUSTIA, ESTRÉS.
  • ASÍ MISMO TOTALMENTE CONTRAINDICADA PARA DESÓRDENES RENALES O TRASTORNOS HEPÁTICOS.

O LO QUE ES LO MISMO: HAS DE ESTAR SANO/A PARA REALIZARLA.

Entradas populares

Mi lista de blogs